Todos alguna vez en nuestra vida hemos experimentado esos malos sueños que incluso nos llevan a despertarnos y no dormir más. Eso hace que nos preguntemos por qué tenemos pesadillas y busquemos respuestas en la ciencia.

Tengamos presente que las pesadillas aparecen primero en la niñez, y pueden seguir surgiendo en las siguientes etapas de nuestras vidas. Si bien son sueños perturbadores comunes para cualquiera, es preciso diferenciar cuando se convierten en recurrentes para identificar una posible advertencia de nuestro cuerpo.

Generalmente, tienen su aparición antes de los 10 años y son consideradas como algo normal en el desarrollo del niño. Curiosamente, las niñas tienden a sufrir más sueños de este tipo que los niños.

Por otro lado, las pesadillas suelen producirse por hechos cotidianos, pero que pueden generar estrés en la persona. Puede ser el inicio de una nueva etapa de estudio, irse de viaje o que una persona cercana tenga alguna enfermedad. Aquí en Cuando Duermes descubriremos todo lo relacionado con las pesadillas y los consejos para reducir sus apariciones.

Índice

¿Por qué tenemos pesadillas? Lo que dice la ciencia al respecto

Causas de las pesadillas

Una pesadilla se define como un sueño perturbador que genera sensaciones intensas de miedo, terror, angustia o ansiedad en la persona. Aproximadamente, el 90% de la población se ha despertado en medio de la noche lleno de sudoración, con escalofríos y una intensa taquicardia.

Por muchos años, los científicos han puesto la lupa sobre este trastorno del sueño, cuyo origen se le atribuye a la época prehistórica. En ese sentido, se cree que la presencia de las pesadillas tienen una función de preparación que se conecta con la supervivencia.

Por ende, el enfrentamiento a situaciones angustiosas o que son causantes de miedo durante la noche, nos permiten estar preparados si se da el caso de que se presentan en la vigilia. Por eso, en contra de lo que parece, muchos expertos concuerdan en que las pesadillas representan algo bueno.

En ese sentido, según la Asociación Estadounidense del Sueño, la explicación de por qué tenemos pesadillas se relaciona al proceso que atraviesa el cerebro para superar experiencias intensas que se experimentaron en la jornada. También comentan que las pesadillas tienen la capacidad de ayudarnos a manejar eventos perturbadores que sufrimos en la vida real.

«Las experiencias angustiosas se pueden rememorar durante el sueño adquiriendo un carácter dramático», explica Juan Pareja Grande, encargado de la Unidad del Sueño del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid en España y del complejo hospitalario Ruber Juan Bravo.

Una característica típica de las pesadillas es que la persona que las sufre, no puede darse cuenta de que está dentro de un sueño. Como consecuencia, el terror y el miedo que experimentan es mucho mayor.

Por suerte, en la gran mayoría de los casos de personas con pesadillas, no requiere de un tratamiento específico para erradicarlas.

Causas más comunes de las pesadillas

Para entender el por qué tenemos pesadillas, es preciso tener en claro que pueden seguir en la vida adulta, a pesar de que aparecen en la niñez por pequeños momentos de angustia.

En efecto, pueden representar la manera en que nuestro cerebro gestiona la tensión y el temor de la vida diaria. Si se presentan una o más pesadillas durante un corto tiempo, las causas pueden ser las siguientes:

1. Malos hábitos del sueño

Malos hábitos del sueño

Una mala rutina a la hora de dormir puede desencadenar la aparición de sueños perturbadores durante la noche. Esto se demuestra en las personas que tienen pesadillas luego de que consumen comidas pesadas o un snack poco antes de dormir, lo que termina por desencadenar su metabolismo y mandar señales al cerebro de que debe permanecer activo.

Asimismo, una mala higiene del sueño puede influir en la aparición de pesadillas recurrentes, ocasionando que descanses mal durante la noche. En caso de que tengas niños, es importante que estés pendiente de que no use tanto los dispositivos electrónicos o pantallas que puedan estar induciendo sus malos sueños.

2. Consumo de medicamentos

Muchas veces la razón de por qué tenemos pesadillas tan recurrentes es debido al consumo de algunos medicamentos que promueven su frecuencia. En especial, aquellos que tienen un efecto directo sobre sustancias químicas del cerebro, como antidepresivos y narcóticos.

3. Síndrome de abstinencia

Pesadillas por síndrome de abstinencia

Muchas veces nuestro cerebro nos quiere jugar una mala jugada con el fin de volver a consumir aquellas adicciones que dejamos en el pasado, como drogas, medicamentos, alcohol o el cigarro. Por eso, aquellas personas que desarrollan un síndrome de abstinencia, suelen sufrir la aparición de pesadillas durante las noches que no ha recaído, como un intento de volver a ingerirlas para calmar su angustia.

4. Problemas psicológicos

En la gran mayoría de los casos, el por qué tenemos pesadillas se asocia con factores psicológicos. La presencia de este tipo de sueños puede significar que sufrimos de estrés, ansiedad, depresión y cualquier otro trastorno psicológico que nos afecta en nuestra cotidianidad.

5. Trastornos del sueño

Muchas veces, los sueños perturbadores se ocasionan por padecer de un trastorno del sueño. Los más comunes son la apnea del sueño y el síndrome de piernas inquietas. En esas situaciones, lo más recomendable es acudir a un especialista que te de consejos sobre cómo evitar las pesadillas y mejorar tus hábitos del sueño.

3 consejos para cómo evitar las pesadillas

Cómo evitar las pesadillas

Si bien los sueños perturbadores son originados por una zona inconsciente de nuestro cerebro, lo cierto es que tenemos influencia sobre estas. En ese sentido, según la psicología, podemos aplicar varios métodos y consejos que nos ayudarán a evitar las pesadillas.

1. Practicar técnicas de relajación y meditación

Los sueños se relacionan directamente con aspectos de nuestra vida, pensamientos, emociones o imágenes que hayamos visto antes de dormir. Además, el estado de ánimo también juega un papel influyente en el tipo de sueño que tengamos.

Por tal motivo, lo recomendable es practicar técnicas de relajación y meditación antes de dormir, de manera que podamos afrontar el sueño lo más tranquilo posible.

2. Piensa en positivo

La visualización de imágenes de forma consciente antes de dormir tiene un efecto positivo a nivel emocional y de sensaciones que tu sueño sea un 50% más profundo. Ten presente que el ciclo de sueño tiene una duración aproximada de 90 minutos, e inicias el proceso de nuevo sin atravesar la etapa de vigilia, a menos que un estímulo interrumpa tu sueño.

3. El por qué tenemos pesadillas pasa por cuidar nuestra salud mental

En nuestro día a día, nuestro cerebro está sujeto a una gran cantidad de estímulos que debe procesar constantemente. La actividad del cerebro se mantiene activa incluso durante el sueño, donde sigue intentando gestionar toda la información que ha recibido durante la vigilia. Es decir, no descansa nunca. Por eso, uno de los consejos de cómo evitar las pesadillas es tratar de cuidar nuestra salud mental y la de nuestro cerebro.

¿Ya sabes por qué tenemos pesadillas? No cabe duda que es otro hecho particular del ser humano. Sin embargo, con paciencia y ayuda especializada, es un trastorno que se puede superar fácilmente. ¡Si tienes algún consejo para las pesadillas, déjalo en los comentarios!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here